Consideración

Queridos lectores: Hay problemas que, por más que intentemos arreglarlos, siempre vuelven al mismo punto... Mamá está enojada conmigo, siempre lo está. Creo que se debe a que jamás pensó que tener una hija fuera tan difícil. Siempre que lloro por algo, dice que ella sufre más y que yo no aguanto nada. Yo le... Leer más →

Grita

Queridos lectores: ¿Les ha pasado que, sin razón aparente, tienen ganas de gritar y aventar cosas? Creo que todos hemos atravesado por ese sentimiento por lo menos alguna vez en nuestra vida... Después de tratar de huir innumerables veces, Belén llegó a la misma habitación roja en la que había estado cautiva los últimos meses.... Leer más →

Carta a mi hija

Queridos lectores: la siguiente historia nació de la nada. Espero les guste. Hija mía: Sé que muchas veces te has preguntado sobre qué fue de tu mamá. Debo confesar que siempre tuve miedo de que supieras la verdad y por eso mentí, año tras año, cuando me preguntabas en el día de su cumpleaños por... Leer más →

Unión

Queridos lectores: a veces olvidamos que la unión hace la fuerza. Nana y yo hemos estado encerrados en esta torre por tres años. Por más que gritemos, ahora sabemos que nadie nos puede escuchar. La comida aparece periodicamente mientras dormimos, pero jamás hemos logrado ver quién la trae. He llegado a una especie de resignación... Leer más →

¡Primera donación a Entramado de Sentimientos!

Queridos lectores: Esta entrada va dedicada al primer donante de Entramado de Sentimientos. Les confieso que jamás pensé que llegaría este día y mas por la crisis existencial que estuve atravesando estos últimos meses. Sin embargo, mi trabajo ha rendido sus frutos. Les quiero confesar que fue para mí una gran sorpresa, pues en el... Leer más →

La noche de los perros callejeros

Queridos lectores: ayer llovió, y un sólo pensamiento atrapó mi mente: ¿cuántos perritos callejeros morirán hoy por culpa de los seres humanos? No encontré ninguna respuesta que me consolara. En honor a ellos, escribo el siguiente relato. Mi papá, al darse cuenta de mi amor infinito hacia cada perro que veía en la calle, agarró... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑