Ausente

Queridos lectores: perdón por estar estos días ausentes. Es sólo que estoy pasando por una crisis existencial y una parte de mí necesitaba estar sola. Ella hoy ha decidido estar sola, así que se ha ido al rincón del patio del recreo. Ahí, observará a todos y pensará en lo que quiere realmente en su... Leer más →

No te rindas

Queridos lectores: como no he sido profesora en manera presencial, me da mucho miedo fallar cuando tenga que pararme enfrente de un grupo. En esa sensación están inspiradas las siguientes líneas. Heydi ha tenido un mal primer día de trabajo. No le ha ido tan bien con los niños y está empezando a cuestionarse si... Leer más →

¿Alguna pregunta?

Queridos lectores: no ha sido fácil incorporarme a la labor docente en medio de la pandemia. A veces quisiera estar junto a mis chicos, para animarlos a seguir adelante. A distancia no sé si lo estoy logrando... Después de explicar todo el tema, me quedo en silencio para ver si alguno de mis alumnos da... Leer más →

Esperar

Queridos lectores: me he dado cuenta que una de mis debilidades es esperar. Soy tan impaciente que es una total tortura, ¿También les pasa? Amalia está desesperada, pues su maestro le dijo que no había nada que hacer más que esperar los resultados de ese examen que cambiaría su vida. El tiempo pasó lento pero... Leer más →

El arte de enseñar

Queridos lectores: por poco olvido la entrada de hoy. Sin embargo aquí está, tal vez es corta, pero les juro que la escribo desde lo más profundo de mi corazón. Julia entendió, después de unos meses de dar clases, que el verdadero arte de enseñar era poner todo tu empeño y corazón en ello, pues... Leer más →

Primer clase

Queridos lectores: Hoy ando un poco corta de tiempo, por lo tanto les dejó un corto pero poderoso relato. El maestro lo miró y se prometió asimismo que le enseñaría todo lo que sabía, así que aún ante los obstáculos lo hizo y el pequeño niño, en agradecimiento, lo guardó en su memoria por siempre.... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑