En mi regazo

Queridos lectores: un pensamiento que ha permanecido en mi cabeza es la rapidez con la que pasa el tiempo. Conforme voy creciendo, parece cada vez más rápido y, a veces, lo único que quisiera hacer es detenerlo. En esa sensación está basada el siguiente relato.

Aún recuerdo la primera vez que lo vi. Era tan diminuto y frágil que tenía miedo de tan sólo sostenerlo. Las enfermeras me dijeron que todo estaría bien y me lo pusieron en mi regazo. Yo lo agarré como si fuera una escultura de hielo, no quería romperlo. Era bellísimo. Después de ver sus ojos, me eché a llorar y lo abracé con cuidado. Su mamá había muerto en el parto, pero estaba seguro que yo daría la vida por él. Sobre todo, porque era y sería para siempre la viva imagen de ella y del amor que le tenía.

Anne Kayve

Imagen de skalekar1992 en Pixabay

Una única vez
Mensual
Anual

Realiza una donación de pago único

Realiza una donación mensual

Realiza una donación anual

Elige una cantidad

$5.00
$15.00
$100.00
$5.00
$15.00
$100.00
$5.00
$15.00
$100.00

O introduce un monto personalizado

$

Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

DonaDonaciones mensualesDonaciones anuales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s