Espacio desolador

Queridos lectores: ¿Han imaginado regresar a su lugar favorito y encontrarlo destrozado? Eso lo convertiría en un espacio desolador.

Hoy regresé a la casa de mi madre. Sin embargo, no encontré lo que esperaba. Ella ya no estaba ahí. Eso causó tanto impacto en mi corazón que fui corriendo con la vecina a preguntarle qué es lo que había pasado. Ella al verme ensombreció su rostro y me susurró que llevaba ya tres años muerta. No dejé que dijera más y corrí hacia el lugar que algún día fue mi hogar. Entré con la llave que estaba escondida en una maceta y encontré una casa vacía y solitaria, así como mi corazón. Sabía que podía reparar lo que estaba ante mí, pero el dolor, el dolor sabía que no desaparecería…

Anne Kayve

Imagen de Free-Photos en Pixabay

8 comentarios en “Espacio desolador

  1. Debido al horario, tu artículo lo leo antes de irme a acostar. Sinceramente te digo, con frecuencia me voy deprimido por las cosas tristes que escribes. Supongo que también hay cosas bellas en la vida y momentos felices que contar. Un saludo de Jesús.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tu comentario. Me he dado cuenta que mi escritura tiene matices. Todo depende del estado del humor en que me encuentre. Sin embargo, desgraciadamente últimamente he estado sumida en la tristeza, pero las letras me ayudan a salir adelante.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s