No pares de buscarme

Queridos lectores: hoy he pensando mucho en qué pasaría si algún día desaparezco… Basado en eso ha nacido este relato.

Hoy he visto a mi padre en el bosque en que desaparecí. Quise hacerle señas para que pudiera encontrar mi cuerpo, pero su dolor era tan inmenso que no alcanzó a ver mis señales. Entonces, me acerqué un poco más, pero las reglas no me dejaron seguir avanzando. En vida, está permitido romperlas, pero en la muerte no.

Después de verlo lanzar un aullido de dolor, se me erizó la piel y caí de rodillas rogando que no me dejará de buscar, ya que estaba a punto de encontrarme. Él siguió caminando y escarbando la tierra, hasta que, por fin, vio mi mano con el brazalete que me regalo en el último cumpleaños que pasamos juntos. Sus gestos fueron lo último que vi antes de poder cruzar al más allá. Por fin, estaba liberada de este mundo cruel.

Anne Kayve

Imagen de jplenio en Pixabay

12 comentarios en “No pares de buscarme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s