Contigo en el fin del mundo

Queridos lectores: las mascotas son el mejor regalo que podemos tener.

Hoy les voy a contar la vez que visité a lo que yo llamo “el fin del mundo”. Es un monte que se encuentra en el corazón del bosque Chyit. Lo visité con Dal, mi perro de 10 años, y me enamoré del lugar. Lo visitaba cada que tenía un momento libre para escaparme de mis obligaciones; se convirtió en mi rincón favorito y secreto. El único que iba conmigo era mi perro, pues le prometí que sólo iba a estar con él en el fin del mundo. Él meneaba su colita emocionado de mis palabras y yo sentía que él era la razón de mi vida. Movía mi corazón.

Sin embargo, el día que falleció, fui corriendo al lugar y le prometí que jamás revelaría nuestro lugar. Desde ese día, voy al fin del mundo sola, con la sensación de que voy a visitar a Dal y siempre regresó feliz, porque sé que él siempre me estará esperando ahí.

Anne Kayve

Imagen de Free-Photos en Pixabay

2 comentarios en “Contigo en el fin del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s