La película de su vida

Queridos lectores: este año estará lleno de relatos y eso me entusiasma, espero los disfruten mucho, ¡Un abrazo!

Cuando nació mi hijo, me prometí a mi misma grabar cada uno de sus momentos especiales, para que pudiera tenerlos siempre presentes. Por lo que compré una pequeña cámara. Mi pareja pensaba que era algo que no tenía sentido, pero me dejó hacerlo.

Así grabé sus primeros pasos y palabras. Fueron momentos tan especiales que me hicieron llorar de la emoción. Más adelante, él se vería a sí mismo logrando todo eso. Sin embargo, cuando creció un poquito, él mismo empezó a rechazar a la cámara, diciéndome que no le importaba tener una película de su vida, que le molestaba siempre estar al pendiente de una tonta cámara.

Eso me rompió el corazón, así que dejé de hacerlo, pues entendí que quizá los momentos más especiales e importantes no tenían que ser grabados para llevarse en la mente para siempre.

Anne Kayve

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s