Mi única compañía

Queridos lectores: ¿les ha pasado que su única compañía se vuelve un objeto y no una persona….?

Siempre fui una persona solitaria, así que cuando murió mi padre, me quedé solo. Nunca lo sentí así hasta que llegó la navidad y me di cuenta que la única compañía que tenía eran mis preciados videojuegos. Al principio no le tomé importancia, pero cuando llegó la hora de la cena, me sentí vacío. A tal punto de salir a la calle para ver si encontraba a alguien igual de solitario que yo. Fue una pérdida de tiempo, ya que no lo logré. Regresé a mi casa y, por fin, decidí deshacerme de mis juegos. Por fin, había abierto los ojos y entendía que encerrarme en mi mismo no me había conducido a nada bueno. A partir de ahora, todo sería diferente.

Anne Kayve

Imagen de Free-Photos en Pixabay

2 comentarios sobre “Mi única compañía

Agrega el tuyo

Responder a Anne Kayve Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: