Tan cerca de la navidad

Queridos lectores: me parece tan incierto de que la navidad ya esté a la vuelta de la esquina. Es increíble la manera en que el tiempo voló… en esa sensación está basada el siguiente relato. Espero lo disfruten mucho.

Cuando mamá estaba enferma, solía repetirme que ella siempre iba a estar en las luces de navidad. Yo la silenciaba cariñosamente y le decía que no le iba a pasar nada. Sin embargo, el día temido llegó y nos vimos forzadas a separarnos por la muerte. Lo que más me dolió aquella vez, es que justo fue tan cerca de la navidad, que ahora no puedo pensar en esas fechas sin ver su imagen deshecha ante mis ojos.

Papá ha tratado de resignificar esas fechas e intenta que hagamos cosas distintas, pero la última vez fue un desastre, pues estuve a punto de ahogarme. Así que desistió de sus intentos de hacerme olvidar y se resignó a mis lágrimas recurrentes y mi semblante triste.

Un día, recordando la promesa de mamá, me trajo una caja de luces de bengala. Yo al recordar a mi madre, me puse a llorar y las tuve guardadas por horas. No obstante, algo me impulsó a encender una. Solté en llanto al ver su hermosura y la forma en que iluminaba la oscuridad. Ahí entendí que mamá estaba a mi lado, protegiéndome de todo lo malo que había alrededor.

Anne Kayve

Imagen de Free-Photos en Pixabay

4 comentarios en “Tan cerca de la navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s