Te regalo tu libertad

Queridos lectores: el dinero es un tema primordial en estos días. Ojalá que no fuera así…

Cuando mi hijo creció, decidí sentarlo enfrente de mí y hablarle de algunos detalles que serían importantes por el resto de su vida. Él se resistió, pero al final quiso escucharme. Le hablé del hecho de que el dinero es importante, pero que no es lo esencial de la vida. Él negó mis palabras y dijo que por algo la gente se mataba trabajando. Yo le dije que eso se debía a que en nuestro país la triste realidad estribaba en que si no producías, no comías.

-No trabajan para tener lujos caros, no les alcanza. Sino que siempre están puntuales en su oficina para sobrevivir. Es la triste realidad que nos tocó vivir.

Mi hijito miró al vacío y me dijo que ahora entendía el sentido de la vida. En ese momento no comprendí sus palabras, hasta que un día, años después, me trajo unas monedas de su primer salario.

-Ten, papá, para que sobrevivas y no tengas que trabajar más. Te regalo tu libertad.

Eso me hizo un nudo en la garganta. Sólo lo atraje a mis brazos y le di las gracias por sus intenciones, pero que estábamos condenados a esta vida condenada por siempre.

Anne Kayve

Imagen de Frantisek Krejci en Pixabay

2 comentarios en “Te regalo tu libertad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s