Semáforo rojo

Queridos lectores: es triste saber que la ciudad de México ha regresado al peor escenario de la pandemia, el dichoso semáforo rojo. Veo las noticias y solo cierro los ojos esperando que sea una pesadilla, pero no lo es… Espero que las letras me ayuden a sobrellevarlo

Un semáforo rojo. Eso es lo único que recuerdo de ese día en que estuvieron a punto de atropellarme. Si lo hubieran hecho, probablemente no hubiera sobrevivido.

El trauma fue tal que tenía miedo de andar en la calle y de subirme a un coche. Mis padres me llevaron al mejor psicólogo para curarme, pero lo dejé cuando me di cuenta que entrar a terapia de trataba de luchar contra uno mismo.

Con el paso del tiempo, tuve que aprender a vivir con ese miedo latente de morir, a manos de un… Semáforo asesino rojo, el cual, de seguro, vendría a reclamar mi vida en cualquier momento….

Anne Kayve

Imagen de Hans en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: