Lo que la pandemia se llevó

Queridos lectores: hoy más que un relato, me gustaría compartirles una reflexión. Espero que les guste, ¡Un abrazo!

Creo que a todos durante esta época se nos ha venido a la mente todas las cosas que la pandemia se llevó: el contacto físico con la gente, nuestra vida normal, nuestras salidas, nuestra escuela o trabajo, los besos, los abrazos. En otras palabras, esta enfermedad vino a revolucionar la forma en que convivíamos en su totalidad.

Para otros, fue el despedirse para siempre de seres queridos, de amigos, compañeros de escuela y trabajo y para otros más significó tener que renunciar a las graduaciones, lo cual me hace sentirme nostálgica, ya que sé que me pudo haber pasado a mí, pues hace un año me gradué de la universidad.

Fui, si es que lo podemos nombrar así, la última generación que se graduó de manera normal. Lo agradezco, lo juro, pero no puedo dejar de pensar que nos pudo haber pasado a nosotros o que quizá le pasé a mi hermana (la cual se gradúa el siguiente año).

Y sí, a lo mejor no viví una graduación así. Sin embargo, hace pocos días recibí la noticia de que había logrado entrar a una maestría, acontecimiento que iluminó estos días oscuros. Estaba tan feliz que olvidé unos momentos lo que está pasando. No obstante, me avisaron que la bienvenida iba a ser virtual.

No viví una graduación virtual, pero sí una bienvenida y les juro que no pude evitar sentirme un poco triste por eso. Lo que me reconforta es que ahora ya estoy adentro y que sé que voy a dar todo de mí. Lo que se llevó la pandemia fue mucho, pero lo que me deja en enseñanzas vale más.

Anne Kayve

Imagen de Tumisu en Pixabay

10 comentarios en “Lo que la pandemia se llevó

  1. Realmente “la nueva normalidad” cuesta entenderla y a veces llevarle el ritmo, sin embargo, también ha permitido que le dediquemos más tiempo a lo que nos gusta, lo que nos motiva. Nos ha permitido acceder a información, nutrirnos, iniciar cosas pendientes.
    Como todo, ha venido para cambiarnos solo queda de nosotros hacia donde apuntamos la balanza.
    Muchos éxitos en la maestría!

    Le gusta a 3 personas

  2. Te entiendo muy bien. Yo tenía pendiente ir al comité de bienvenida y todo esto me cogió en periodo de riesgo.
    Se declaró el estado de alarma en España el día de mi cumpleaños, y tuve muy claro que tenía que estar bien por mi familia y que me vieran que yo estaba bien y contenta.

    También te digo que los que siempre han estado no me ha faltado mensajes o audios, pero me di cuenta que muchos, estaban por estar.

    Todo tiene su enseñanza, y todo tiene su aprendizaje.
    Un abrazo.
    Cristina.

    Le gusta a 3 personas

  3. desgraciadamente en mi caso la pandemia se llevó mi trabajo, no me despidieron ni nada pero yo me tuve que ir porque trabajaba en una agencia de motos como asesor comercial, me gustaba el trabajo, cobraba por comisión, pero debido a la pandemia se me hacía difícil vender y como vivo lejos de la ciudad si seguía era para tener mas gastos que ganancias, así que no me quedó otra que irme, yo lamentablemente me la he pasado estancado, ya que aún no me recupero de mi último accidente (emocionalmente claro, porque físicamente no me afectó para nada el accidente); por eso también fue que me hice un blog y comencé a escribir, me dí cuenta que en realidad me gusta y espero algún día poder publicar un libro. por eso es que estoy tan agradecido por vos Anne Kayve, me encantan tus letras, de algún modo me hacen transportarme hacia otro mundo donde me permite olvidarme de los problemas, me permite inspirarme, y avanzar, leerte me ayuda emocionalmente y aunque no parezca físicamente también ya que me das ánimos cuando estoy mal, así que gracias Anne te admiro mucho y te deseo muchos éxitos en tu maestría…

    Le gusta a 1 persona

    1. Tus palabras me han inspirado demasiado. No creí que mi blog llegara a significar tanto para alguien y agradezco que haya trascendido por lo menos para una persona. Ese es su objetivo, y si lo he logrado, he alcanzado mi meta. Gracias a ti por dejar entrar a mis letras a tu vida y por darles un sentido más allá de mí. Lamento mucho lo de tu trabajo, pero verás que pronto encontrarás la luz al final del túnel, ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s