Autoconectarme

Queridos lectores: hoy es uno de esos días en que mi mente está en blanco. Fue difícil encontrar una idea para el relato del día, pero después de ver la imagen que elegí para esta entrada, una ráfaga de una realidad alterna entró en mi mente. Espero la disfruten, ¡Un abrazo!

Hola a todos, me presento: soy la inspiración. Aquella que llega en los momentos más inesperados y llena la mente de los artistas cuando menos lo requieren.

Admito que es divertido agarrarlos desprevenidos. Algunos, incluso, dejan todo lo que están haciendo con tal de aprovechar mi presencia. Otros, en cambio, me maldicen en voz baja y me ignoran con la esperanza de que me quede un poco más en lo que se desocupan.

No obstante, hay otro pequeño grupo de artistas. Es muy reducido,, pero me ha sorprendido su astucia: ellos han aprendido a autoconectarme, es decir, a obligarme a ir a su lado en el momento en que ellos están dispuestos a crear algo nuevo.

¿Cómo lo hacen? Se preguntarán algunos. Es sencillo, en realidad. Basta con ser disciplinados, en preparar su lugar de creación a la misma hora, en el mismo lugar, con la misma motivación. De esa manera, yo sé a dónde tengo que acudir para autoconectarme con las realidades alternas que crean sus mentes.

Anne Kayve

Imagen de Colin Behrens en Pixabay

24 comentarios sobre “Autoconectarme

Agrega el tuyo

  1. Uno de los métodos para “disciplinar la inspiración” es ese, sí, como tratar de establecerse una rutina de lugar y tiempo para dedicar a la creación. Entonces uno está más predispuesto. Pero también yo agregaría estar atento en todo momento, listo para “guardar ideas nuevas para después”. Es decir, si cuando veien la inspiración, uno está ocupado en otra cosa (que suele ser casi siempre) anota la idea o bosqueja un esquema, para luego, cuando uno se mete a ello, ya tener “material” con el que trabajar. Porque las ideas llegan en cualquier momento y sin avisar. Son caprichosas, y uno nunca sabe qué puede gatillar una nueva idea. Puede venir de algo que uno escuchó decir, de una noticia, o incluso de un sueño. Yo empecé una práctica muy buena que es, cuando me despierto de un sueño o pesadilla, en seguida lo anoto para no olvidarlo. Luego, durante el día, lo leo, y si hay potencial para algo, lo uso para escribir. Creo que es importante esa especie de disciplina en la que uno siempre está atento a esas pequeñas cosas, porque si uno ko aprovecha ese momento, después se va y no vuelve. Como dijo Picasso: “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”. Me gustó tu entrada. Saludos! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Me alegra mucho que te haya gustado mi entrada! Debo admitir que también tu comentario me ha encantando, gracias por tus palabras ❤ y por compartir tus consejos para que las ideas no se nos vayan aunque la inspiración no haya llegado en el mejor momento.

      Le gusta a 1 persona

  2. Ah, el ritual de la creatividad, tan incompatible cuando se vive en eterna contingencia a situaciones siempre cambiantes como el trabajo (especialmente ahora, el home office), la familia y la irregularidad de la vida en general.

    Como yo he solucionado es hacerla aparecer a latigazos, encontrándola a mitad del camino sin importar la hora a la que empiece a trabajar. Claro, eso implica que algunos inicios son más pantanosos que otros.

    Le gusta a 1 persona

  3. y hay que autoconectarse, yo soy nuevo en esto de la escritura y estoy aprendiendo más y más, y escribo y siento que me cuesta el principio pero tan solo utilizo una técnica que vi en internet y me ha funcionado bastante para atraer a la inspiración, tan solo pienso para mi, con los ojos cerrados en toda mi vida y digo estas palabras “Yo me acuerdo…” y de inmediato siento como que entro en un mundo inmenso de muchas historias, yo lo llamo mi realidad onírica, realmente me ha funcionado muy bien esa técnica y de esa forma empiezo escribiendo según experiencias que he tenido y mi realidad onírica me va diciendo lo que tengo que escribir, lose es muy loco decirlo así pero es como voy sintiendo, la verdad que la mente es algo muy grande, y nose permite hacer todo lo que queramos, esta es mas me diste una gran idea para escribir, Mi realidad onírica voy a escribir sobre ese mundo… gracias Anne Kayve me agrada mucho leer tus escritos, me gustaría poder aprender mas de vos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: