Día y noche

Queridos lectores: estoy muy contenta de estar con todos ustedes, ¿les he dicho que ustedes son mi razón de sonreír? ¡Gracias! Espero disfruten el siguiente relato.

A pesar del pánico que corre por la ciudad, mi hermana no se ha movido del sillón. He intentando jalarla, gritarle e insistirle que empaque sus cosas para irnos en el próximo tren, pero no me hace caso, ¿acaso no se da cuenta que de un lado de la casa es de noche y que del otro es de día? ¡Es la señal que nos explicó nuestra abuela! Cuando el cielo se parta en dos, deben marcharse y emprender el camino hacia lo desconocido, si quieren vivir.

-Lety, ¡Debemos irnos! La profecía se está cumpliendo. Debemos salir de aquí, ¡Por favor!

-Si quieres irte, vete sola, Alicia. Yo no me moveré de aquí.

-No pienso dejarte sola.

-Entonces ponte cómoda que no nos iremos.

Al borde de las lágrimas, me siento en el sillón que se encuentra a su lado. Después de algunos minutos sin hablar se me queda viendo fijamente.

-Sé que lo decía la abuela, Alicia, pero también me he estado preguntando que quién se lo dijo a ella. Mira, nadie sabe con exactitud porque algunas partes del cielo tienen el día y por qué otras, la noche, así que ni siquiera sabemos si es malo o no. Además, todo el mundo está igual. Aunque nos vayamos, no podremos escapar de esto y creéme que prefiero enfrentar lo que venga aquí, en mi hogar.

En ese momento no entendí sus palabras, pero hoy, veinte años después, le agradezco no habernos ido con los otros. Eso que pasó fue simplemente un fenómeno natural que desapareció con los días. Sin embargo, cuando las personas querían regresar a su casa, se dieron cuenta que era demasiado tarde, ya que personas ajenas al pueblo las habían invadido. A nosotros, como nos vieron adentro, nos dejaron en paz, para convertirnos en una de ellos. A los demás, los masacraron. De ahí la importancia de analizar las palabras de los demás, por mucho afecto que les tengamos… hoy le agradezco a la abuela su preocupación pero le doy más gracias a mi hermana por su sensatez y su inteligencia. Gracias, Lety.

Anne Kayve

Imagen de Alexas_Fotos en Pixabay

5 comentarios sobre “Día y noche

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: