Tarde

Queridos lectores: hoy se me ha hecho un poco tarde para publicar, pero, como les he dicho muchas veces, mientras esté en mis manos no los voy a abandonar. Espero disfruten el siguiente relato, ¡Un abrazo!

Lo peor del tiempo es la posibilidad inminente de llegar tarde a algún lugar. Parece broma, pero no he sido bendecida con el don de la puntualidad. Es como si el destino conspirara contra mí para que llegue a todos lados tarde. Muchos ya desistieron de pedirme que no lo haga, pues se han dado cuenta que es imposible. Sin embargo, otras personas no se acostumbran y se sienten incómodos ante tal situación.

Yo nunca le había tomado importancia, hasta que llegué tarde a la vida de alguien. Juro que en sus ojos pude ver el amor que me empezó a profesar cuando nos conocimos. Lo malo: él ya tenía a alguien y no estaba dispuesta a dejarla.

Más de una vez me dijo que si hubiera llegado un día, tan sólo un día antes, hubiera cancelado su boda; pero ya es tarde. No podemos estar juntos y me ha dejado de nuevo sola y con este odio hacia mi maldición de llegar tarde. Espero algún día llegar a tiempo, sólo uno. Es lo único que pido, ya que no soportaría volver a sentir este dolor tan agrio del adiós.

Anne Kayve

Imagen de FelixMittermeier en Pixabay

¡Nuevo video! Esta vez hablo del Origen de Entramado de sentimientos, ¡NO se lo pueden perder!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s