El gran Júpiter

Queridos lectores: ayer vi una imagen que me inspiró para escribir el siguiente relato. Espero les guste.

Júpiter había sido elegido por el Sol, el poder supremo del universo, para cuidar la Vía Láctea en su ausencia, pues tenía que marcharse por algunos años luz.

El planeta de inmediato se sintió complacido y le juró ejercer su autoridad con sumo honor y cuidado. Así que el Sol se marchó, dejando todo en poder de Júpiter. Por alguna extraña razón, confiaba en él y sabía que no lo iba a decepcionar.

Cuando regresó, se dio cuenta que el pequeño planeta Tierra tenía un satélite natural de Júpiter. El Sol, confuso, se dirigió a su subordinado y le cuestionó sobre eso.

-Yo se lo di, Sol. La Tierra es tan diminuta y tan solitaria, que me conmovió tanto que le regalé la Luna. Yo tengo muchos satélites, ese no me hará falta.

Y así fue como Júpiter nos dotó de nuestro hermoso satélite natural, el cual, sin embargo, a veces voltea a ver a sus hermanos y hermanas y desea estar con ellos. Ese sentimiento no dura mucho, pues es más que suficiente para él ver de nuevo al planeta Tierra para entender que está en el lugar correcto.

Anne Kayve

Imagen de wikiImages en Pixabay

Recomendación del día:

https://entramadodesentimientos.wordpress.com/2019/07/25/baila/

2 comentarios sobre “El gran Júpiter

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: