No quiero despertar

Queridos lectores: el siguiente relato está relacionado con unos sentimientos que me han embargado. Espero con mis letras sacarlos lejos de mí….

Ha sonado el reloj despertador y Lizzy no quiere despertar así que se coloca todas las sábanas encima de su cabeza y finge que aún es madrugada y que puede dormir un poco más. Se siente tan mal que quiere quedarse en casa, sin importar las consecuencias que tenga no ir a la escuela ese día. No habría problema si fuera el primero que falta, pero no lo es. Lleva un mes de intermitente presencia. Sus amigos más cercanos están preocupados, ya que en otra época ella jamás hubiera faltado, aunque se sintiera mal.

¿Y qué ha pasado con ella? Se preguntarán, queridos lectores, la vida, eso es lo que pasó. Algunos de sus problemas la están consumiendo tanto que se siente un un pozo sin salida. Sin embargo, estoy segura que es cuestión de tiempo para que mire hacia arriba y vea la luz, la salida. No será fácil que ella llegué ahí, pero confío en ella y sé que lo logrará.

Anne Kayve

Imagen de Free-Photos en Pixabay

9 comentarios en “No quiero despertar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s