Mi única droga: el amor #52RetosLiterup (Relato 27)

Queridos lectores: en cuanto leí el reto de hoy, supe de qué droga quería hablar: el amor. Esa que tanto nos lastima y nos mata poco a poco…

Reto: Haz un relato sobre un personaje con síndrome de abstinencia.

Alguna vez leí que el amor era la peor droga de todas. En esos momentos me reí porque no creía que así fuera. Después, aventé la revista que estaba leyendo y pasé a otra cosa. Cuanto odio haberlo hecho, ¿saben? Porque ahora quisiera haberle prestado más atención.

Leylany se fue hace dos días y juro que el dolor que siento no se compara ni a cuando decidí dejar el cigarro. Estas malditas ganas de buscarla son incluso más fuertes. Es el peor síndrome de abstinencia que he vivido.

No como, apenas duermo y en el trabajo no puedo concentrarme. Siempre me la paso viendo mi celular, con la idea de que en algún momento se va a arrepentir de su decisión y va a regresar. Pero no lo ha hecho.

Mis dos mejores amigos me dicen que es tiempo de dejarla ir, pero no puedo, ¿no quiero o no puedo? Creo que ninguna de las dos. Aún puedo oír sus pisadas suaves en el piso de madera de nuestro cuarto, aún sueño con su voz y su rostro perfecto, ¿qué salió mal?

Tal vez fue que no dejaba de trabajar y no regresaba a casa temprano cuando me lo pedía. O quizá ella odió que el día de su cumpleaños me quedará sentado en el sofá viendo el fútbol.

Agarro el teléfono y marco su número. Al primer tono, me arrepiento y lo aviento hacia la pared, ¡No! ¡No debo llamarle! ¡Debo respetar su decisión! ¿Por qué rogarle a alguien que no quiere estar contigo?

Me aviento en la cama, sumido en un horroroso trance. Jamás me había sentido así y mucho menos por amor, ¿cuándo fue que me volví adicto a ella y a lo que teníamos? ¿a todo lo que construimos?

El sonido de llamada de mi celular irrumpe el silencio de repente y yo me le quedo viendo a la distancia, ¿y si es ella? Estoy a punto de pararme cuando algo en mi interior me dice que ya basta. No puedo seguir así. Que debo aceptar su partida y rehacer mi vida.

De todas maneras, me aseguro a mi mismo, este síndrome de abstinencia pasará, al igual que su recuerdo. Sólo es cuestión de tiempo.

Anne Kayve

Imagen de Deflyne en Pixabay

6 comentarios en “Mi única droga: el amor #52RetosLiterup (Relato 27)

  1. Has acertado plenamente, es la más dulce y sabrosa droga. Llevo 3 meses con ese síndrome de abstinencia, eso habiendo sido un amor breve, de meses, fallido totalmente. Pero duele y hace llorar, quita la vida esa pérdida, la ilusión. Me animó a que publicara mi libro y ni lo ha visto realizado. Y mi libro, por eso, me trae su recuerdo y me rompe el corazón. Maldito síndrome de abstinencia.
    Un abrazo, amiga

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Espero ese síndrome pronto deje de serlo! Lo lamento mucho, amiga. Creo firmemente que no importa que haya sido un amor breve si ha logrado llegar a lo más profundo de tu corazón. No queda más que enfrentar la realidad, esperar que el dolor cese y seguir ocupando lo que sientes para crear a través de tus letras.

      ¡Un abrazo! ¡Tienes todo mi apoyo!

      Le gusta a 1 persona

  2. ¡Muy buena entrada! Y si….he pasado una situación muy parecida; en mi vida y casi idéntica. Primero debo aclarar que en una ruptura siempre es de a dos. Al principio, ese vació insoportable que te produce la mas miserable soledad…luego con el tiempo pones tu mente en ti y en tu auto critica para darte cuenta en que has fallado y finalizas si se da a lugar, no para recomponer la relación, pero si la sinceridad de escribir solo tres palabras -lo siento; perdón y gracias- Superado el duelo -que para tod@s no es igual en cuanto a su duración-; sueltas o dejas ir. Ya te sientes convencid@, que has cerrado una etapa y vuelves a vivir una nueva vida, cada amanecer luego de haber soltado aquello que una vez, fue maravilloso. Un cálido saludo, Anne.

    Le gusta a 2 personas

    1. ¡Muchas gracias! Y sí, como dices, cada ruptura es un paso a un mundo desconocido. Creo que por eso nos asusta. En mi momento, fue la oportunidad y la necesidad de conocerme a mi misma, redescubrirme. Siempre sale algo bueno de un corazón roto, sólo es cuestión de tiempo.

      ¡Un abrazo gigante! Siempre me pone muy contenta leerte.

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s