En otro universo #52RetosLiterup (Relato 17)

Queridos lectores: ¿Están listos para el siguiente reto de Literup? Yo creo que sí lo logramos, ¡Ahí vamos!

Reto: Escribe un relato sobre dos alienígenas, muy diferentes entre sí, que son muy amigos/as.

Lleyc llega al punto de encuentro y mira a su alrededor. El ambiente está lleno de aquella magia azul, la cual caracteriza al planeta Uffi y las rocas madres están observando cada uno de sus movimientos. Antes les tenía miedo, pero conforme iba más a ese lugar, se iba dando cuenta que incluso podían convertirse en sus aliadas.

-Hola, queridas -Saluda con afecto y empieza a dar vueltas sobre sí mismo, contento de bailarles y rendirles tributo. Su único gran ojo no deja de observarlas mientras sus cuatro manos de tres dedos se mueven con armonía -¿Están listas para hoy presenciar, de nuevo, la amistad? -Cuestiona mientras su piel amarilla resplandece ante su gran gozo.

-¡Lleyc! -Grita Eitl con un poco de furia en su voz – ¿Otra vez pretendes hacer enojar a las piedras madres? ¡Nos van a volver a acusar con nuestros respectivos planetas! ¿Acaso quieres que está amistad termine?

Lleyc voltea a ver a su mejor amigo, el cual se encuentra observando a su alrededor desde una pequeña cueva, en espera de su llegada. Después, con pasos agigantados se acerca a él.

-¡Eitl, amigo! ¡Tantas lunas sin verte! -Dice mientras lo abraza con sus cuatro brazos. Está emocionado, ya que hace mucho tiempo que no lo veía porque, en efecto, las rocas madres los habían acusado con sus autoridades. Sin embargo, él no veía nada de malo relacionarse con seres de otros planetas, aunque estuviera totalmente prohibido.

Su amigo rosa, con diez ojos y con tres brazos, lo deja acercarse a darle un abrazo, mientras sus tres corazones laten desbocados.

-¡Lo mismo digo, Lleyc! Te he extrañado mucho, pero a ti parece que no te importa, ¿es que quieres retar a las rocas madres? Sabes que el planeta Uffi es el único lugar en donde ponemos vernos con menos riesgos y es tierra de ellas, no las hagas enojar. Cuando nos separaron, me di cuenta del gran error que habíamos cometido al molestarlas.

-¡Ya sé! Pero para nosotros lanzar esa bomba de material negro era un juego, ¡No queríamos perjudicarlas!

-¡Pero lo hicimos! Lleyc, debemos ser más cuidadosos, ¡Lleyc! ¿Me estás escuchando? -El alienígena amarillo está absorto mirando la gran magia azul en forma de lucecitas de ese mismo color. No sabe exactamente qué hacen, pero está seguro que es algo inimaginable. Quiere ser dueño de ella para tener la oportunidad de cambiar las reglas, de hacer que su universo permita la amistad entre dos mundos totalmente distintos.

-La magia azul es la solución -Dice de pronto, haciendo que Eitl abra sus diez ojos asustado.

-¡No, no y no! ¡No tocaremos la gran magia de las rocas madres! ¡Las dejaremos en paz y seguiremos viéndonos a escondidas!

-¿A escondidas, Eitl? ¡No es suficiente! ¡Ya no! ¡Quiero tener una amistad contigo sin restricciones! ¡Sin miedo de ser descubiertos a cada momento!

Ambos se sostuvieron la mirada, mientras un ligero temblor empezó a sentirse en el suelo del planeta Uffi. Ambos alzaron la vista asustados a el cielo y se dan cuenta que un ovni, su medio de transporte, se está acercando. Pero no es cualquiera, es el de la policía intergalaxiar. Están perdidos, pues otra vez los van a acusar de romper la ley al tener una amistad con alguien diferente de su planeta.

-¡Las rocas madres te han escuchado! ¡Se enojaron de que amenazaras con quitarles su magia! -Solloza Eitl, con un gran temblor en su cuerpo rosado.

-¡Perdón! ¡Perdón!

Lleyc se acerca a su mejor amigo y lo abraza con fuerza. Luego, lo dirige hacia el gran abismo. Eitl le lanza una mirada confundida, pero en cuanto ve el gran hoyo negro, entiende las intenciones de su amigo.

-Si tu saltas, yo salto, ¿lo recuerdas? -Le dice Lleyc, recordando la primera vez que se habían jurado amistad eterna, a pesar de la prohibición.

Los diez ojos de Eitl se llenan de lágrimas y asiente. Después de saltar, estarían juntos hasta la eternidad.

-Uno- Empieza Lleyc.

-Dos-Sigue Eitl.

-¡Tres! -Gritan ambos y saltan hacia la muerte, que es el único universo en que ellos podrán ser amigos sin tener que esconderse o fingir que no se importan el uno al otro.

Anne Kayve

Imagen de tombud en Pixabay

Un comentario sobre “En otro universo #52RetosLiterup (Relato 17)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: