El guardián de la montaña rusa (parte 9)

Queridos lectores: hoy desperté con muchas ganas de seguir este relato. Me encanta la dirección que están tomando mis personajes, pero no tengo idea de cómo saldrán de la situación en la que se encuentran, ¡No se lo pueden perder!

Luis se acercó corriendo a la camilla en donde se encontraba su amigo cuando salió su raptor y, con gran angustia, empezó a moverlo un poco para que despertara. Una parte de él temía que estuviera muerto. Sin embargo, su lenta respiración lo tranquilizó.

-¡Thomás! ¡Por favor! ¡Tienes que despertar! -Le susurró Luis, a punto de gimotear. Entonces, su vista se dirigió a una venda llena de sangre que estaba en el lugar en que debería estar el brazo derecho de su amigo. De repente, sintió ganas de vomitar y se fue a un rincón para hacerlo, ¡Maldita la hora en que su cuerpo había decidido ser tan sensible para ese tipo de cosas!

Cuando se sintió más tranquilo, regresó con su amigo.

-¡Por favor, Thomás! ¡Tenemos que salir de aquí!

El silencio fue su única respuesta.

Luis, desesperado, empezó a recorrer con sus manos la celda en que se encontraban. Para su sorpresa, descubrió que no era tan pequeña como había pensando en un principio y que los barrotes no estaban reforzados.

-¡Claro! -Exclamó emocionado -Es sólo una habitación adaptada, para dar la sensación que estás en un calabozo real.

-Lu…. lu…. is -Murmuró una voz y Luis se sobresalto. La emoción de su descubrimiento casi le había hecho olvidar la situación en la que estaban.

Regresó corriendo hasta su amigo.

-Ti…. ti….e….nes q…que sa…sa…lir d…de a…a….q…aquí -Le dijo Thomás con un esfuerzo impresionante, parecía luchar con él mismo para no volver a perder la consciencia.

Luis tomó su mano izquierda con sumo cuidado y miró sus ojos.

-Vamos a salir juntos.

Thomás negó con la cabeza.

-T…te ma…ma…ta…ta…rá.

-¡Igual a ti! -Exclamó enojado, pero se le hizo un nudo en la garganta cuando su amigo negó con la cabeza.

-E…es m…mi pa…padre.

Anne Kayve

Leer desde el principio

Leer parte anterior

Leer continuación

Imagen de jing shi en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: