Reloj de arena

Queridos lectores: sólo diré que hay momentos dignos de inmortalizar. Hoy les dejo uno de ellos. Espero lo disfruten.

En cuanto lo vio, fue inevitable que Rita se abalanzara hacia sus brazos. Sabía que sus padres la estaban mirando pero no le importaba ya que estaban a una distancia razonable para que pudieran decirle algo. Rod correspondió ese acto de cariño y dulcemente le susurró al oído: feliz cumpleaños.

Ella se lo agradeció y, después de unos minutos entrelazados, ella le pidió que entraran al lugar. A pesar de que pensaban que su historia ya había terminado, el destino seguía haciendo que se reencontraran y vivieran más aventuras juntos. Al principio, ellos se habían resistido pero llego un momento en que dejaron de luchar contra eso. Habían decidido fluir.

Un guardia les pidió su boleto y ambos los mostraron. Después, ingresaron a la sala de conciertos. Era el cumpleaños de ella y él había decidido acompañarla porque se lo había prometido y Rod siempre cumplía su palabra, a pesar de las situaciones que se pudieran presentar. Además, como sabía que ahora sí era el último día que se verían, quería proponerle algo. Sabía que era una loca idea pero tenía la esperanza de que ella aceptara.

-Tengo aún una cosa que decirte. Ven -Le dijo y la llevo a un lugar apartado de la multitud. Luego, discretamente, se aseguró de que lo que había comprado aún estaba en su bolsa del pantalón.

-¿Aún hay más sorpresas? -Preguntó ella, un poco a la expectativa. No tenía ni idea de qué se traía Rod entre manos y siempre tenía la habilidad de encontrar la forma de sorprenderla.

-¿Quieres tu regalo de cumpleaños? -La cuestionó y ella lo miró a los ojos confundida, ¿Le había comprado algo? No era necesario que lo hiciera, el simple hecho de haber cumplido su promesa de haber estado ahí era suficiente. Sin embargo, la curiosidad la empezó a carcomer por dentro.

-No era necesario que compraras nada… -Empezó a decir pero él la interrumpió antes de que pudiera decir más.

-Prometí que iba a estar aquí, y lo estoy. También en algún momento te di mi palabra de que te iba a regalar algo en específico y, en verdad, quiero hacerlo. Quiero que siempre tengas en mente que Rod cumple su palabra, sea la que sea.

Ella le sonrió e inevitablemente lo abrazó.

-¿Qué es? ¿qué es? -Empezó a preguntar, con ese tono de niña pequeña que la caracterizaba al estar con él.

-Cierra los ojos -Le pidió Rod y cuando ella lo hizo, sacó de su bolsillo un hermoso collar de reloj de arena blanca. Se lo puso en el cuello y, luego, cuando se aseguró que ya estaba bien colocado, le dijo que ya podía mirar.

-Mi collar de arena… -Susurró ella, algo impresionada. Recordaba que ella le había contado que quería uno porque en su imaginación, ese artefacto era capaz de regresar el tiempo si girabas con él sobre ti mismo.

-Y yo me quedaré con otro igual -Le confesó Rod mientras lo sacaba de su otra bolsa -¿Me lo pones?

Ella lo hizo y sintió ganas de que su historia no terminara ahí. Sin embargo, sabía que el final era inevitable…

Después, Rod tomó su mano y la hizo girar una vez. Ella le siguió el juego riendo ya que ahora no entendía que pretendía con eso.

-¿Qué haces, Rod? ¡Estás loco!

-¡Mira, mira! ¡Funcionó! -Soltó el chico emocionado y sacó su celular para mostrarle su hazaña. Rita, confundida, miró lo que le estaba mostrando. Era el calendario de su celular, el cual, se había configurado para mostrar el mes de junio un año antes.

-¿Te das cuenta de lo que significa? Que por un día, tenemos la oportunidad de revivir lo que vivimos hace un año, en el cual también venimos a este concierto de tu artista favorito y en el cual me dijiste tu primer te quiero, ¿me acompañas a fluir? ¿a revivir, aunque sea por última vez, lo glorioso de esos días?

Rita lo miró a los ojos y, cuando menos lo espero, se acercó para besarlo y abrazarlo, con la firme convicción de que el reloj de arena esa noche haría lo suyo y convertiría esos últimos instantes en magia.

Anne Kayve

Imagen de annca en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: