Soy tu madre

Queridos lectores: Estos días no he podido sacarme de la cabeza este tema, estamos destruyendo el único lugar en el que vivimos. Espero que logremos detenernos antes de acabar con todo…

Ven, hijo mío. Acércate para que pueda observarte mejor. No voy a hacerte daño pues eso jamás lo haría una madre por mucho que la hayan lastimado. 

Veo en tus ojos un infinito arrepentimiento sobre los atroces actos que has cometido hacia mi ¿Por fin te has dado cuenta que talando mis árboles, incendiando mis bosques, llenando mis mares de basura no hacías más que destrozarte a ti mismo? 

No importa ya porque yo, tu madre, la naturaleza, te perdono. Todos merecen una segunda oportunidad y yo te la otorgo porque confío en ti. Estás a tiempo de salvarme y de salvarte. No me falles pero, sobre todo, no te falles a ti mismo y a las generaciones venideras que tienen todas las esperanzas puestas en ti. 

No lo olvides hijo mío, te amo y, a pesar de todo el daño que me has hecho, aún estoy dispuesta a entregarte hasta el último suspiro de mi corazón.

Anne Kayve

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: