Siguiendo un sueño #52RetosLiterup (Segundo relato)

Queridos lectores: ¡Seguimos con el reto Literup! Sé que puedo lograrlo si lo convierto en mi mayor prioridad y eso es lo que estoy intentando hacer. A veces, es complicado por todas las obligaciones que tengo pero en verdad deseo esto y lucharé con todas mis fuerzas hasta tener éxito, ¡Gracias por seguir aquí!

Reto: Escribe una historia sin un solo adverbio -mente.

Bajo del autobús algo desorientada ya que nunca he estado en esta parte del campus universitario. Después, miro de nuevo mi celular para comprobar que me he bajado en el sitio correcto. Cuando veo que es así, empiezo a caminar hacia unos grandes edificios, los cuales, según mi aplicación de google maps, constituyen el inicio de mi carrera como escritora.

Bajo el brazo llevo dos sobres. Uno contiene mi primer libro mientras el otro contiene mis datos personales. Aún no los he acomodado como dice la convocatoria así que cuando logro localizar un lugar en donde puedo sentarme, me acerco.

Reviso de nuevo los requisitos y empiezo a seguir los pasos que indica. Primero, hay que meter los datos personales en el sobre que contiene el manuscrito. Luego hay que poner el título de la obra, el seudónimo del autor y la categoría en la que se participa a la vista para que el jurado, con un solo vistazo, pueda clasificarlo sin ningún contratiempo.

Como estoy al lado del sendero que va a los edificios, logro ver como un chico con un sobre parecido al mío entra a las oficinas. A lo mejor va a dejar su trabajo al concurso, igual que yo. Eso me hace tranquilizarme pues, al parecer, no soy la única que desafía al destino al entregar su participación en la fecha y hora límite.

Me apuro a escribir lo que me falta y trato de seguirlo. No obstante, la vigilante me indica un camino diferente al que él está tomando. Decido obedecerla ya que ella trabaja ahí. Me dirijo al sótano, pero una chica que me pregunta a dónde voy, me dice que los manuscritos se reciben en el tercer piso. Algo enojada con esa confusión, subo pues no tengo tiempo que perder.

Al llegar, veo que el mismo chico que vi en la entrada, se encuentra sentado leyendo un libro. Algo nerviosa, le pregunto sobre si es otro participante del concurso y me dice que sí mientras olvida un rato su lectura para hablar conmigo.

-Ahorita están en su hora de comer. Tenemos que esperar hasta las cinco -Me informa y me invita a sentarme a su lado.

Eso minimiza mis nervios mientras que en mi mente predomina un sólo pensamiento: ¡Lo logré! Aunque no gane, estoy segura que el haber terminado ese primer libro significa mucho más para mí. Aparte de que me ha hecho conocer a un nuevo amigo. A partir de ahora, solo seguiré fluyendo y luchando por mi pasión. A lo mejor, en un futuro algún suceso inesperado me puede sorprender.

Anne Kayve

Imagen de Erdenebayar Bayansan en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s