Querida desconocida (Carta 19)

Querida desconocida:

Mañana es el gran día ¿no? Una pequeña parte de ti aún se resiste a creer que todo es real pues lo que más quisieras es despertarte de esta pesadilla. Sin embargo, sabes que no es así y que tienes que enfrentar lo que viene.

Por una parte, te sientes muy tranquila porque sabes que hiciste tu proceso de duelo de manera correcta; por otra, sientes aún esa opresión en el pecho ya que el inmenso vacío sigue ahí. No has logrado llenarlo con tus propias ganas de vivir.

Miras a la ventana mientras el maestro de tu última clase está dejando la tarea correspondiente. No tienes ganas de anotarla así que le pides a una de tus amigas que te deje tomarle foto a su apunte. Ella acepta sin protestar pero se da cuenta que estás como ausente.

-¿Estás bien? -Te susurra y tu asientes con la cabeza.

No está muy convencida pero no insiste ya que el profesor les ha lanzado una mirada fulminante ya que odia que otra voz que no sea la suya suene durante su clase.

Algo fastidiada por la clase desbloqueas tu celular y entras a facebook ya que de repente has tenido la tremenda necesidad de hacer algo que debiste haber hecho hace mucho tiempo: borrar a todos los amigos de tu ex que aún tienes agregados.

En primer lugar, en el buscador pones el nombre de uno de sus mejores amigos, ese que meses después de que terminaron te invitó a salir. Por unos momentos, creiste que su motivo de hablarte estaba relacionado con tu ex-pareja pero después de unas horas te diste cuenta que en realidad estaba interesado en ti. Eso te cayó como un balde de agua fría porque no podías creer que un mejor amigo hiciera eso: intentar salir con la ex de su mejor amigo.

Pulsas en borrar, respiras profundo y, con un gran pesar en el corazón, das clic en “aceptar”. La red social de inmediato te indica que el proceso se ha realizado con éxito.

Entonces, repites los pasos con sus otros conocidos (que no tienen nada que ver contigo) y todo va saliendo a la perfección hasta que llegas a un perfil que pertenece a uno de sus familiares. De repente, toda tu fuerza de voluntad ha empezado a flaquear. No, no puedes hacerlo así que decides en simplemente desactivar las notificaciones de esa persona. De esa manera, ya no te aparecerán sus actualizaciones al menos que la busques manualmente.

-¡Hasta la próxima clase, chicos! No olviden sus trabajos ya que no los aceptaré fuera de tiempo -Anunció el profesor haciendo que te salieras de tus pensamientos.

Todos empezaron a agarrar sus cosas y tu los imitaste. Tus amigas se estaban acercando a ti pero les anunciaste que está vez querías regresarte sola así que se despidieron y tu te pusiste tus audífonos a todo volumen para callar tus pensamientos unos momentos por lo menos.

Bien hecho, querida desconocida. Has dado un paso gigante. Estás lista para mañana. Mucha suerte.

Te ama, 

Anne Kayve

Ir a Carta 18

Ir a Carta 20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: