Querida desconocida (Carta 16)

Querida desconocida: 

Otra recaída más. Esta vez porque estamos a unos días de que se cumpla el año de que terminaste con tu exnovio. Los recuerdos se asoman en tu memoria sin césar y no te dejan estar en paz como hace algunos días.

Ocupa el dolor que te causa ese día para cerrar el ciclo. Sé que tu puedes. Te has convertido en una chica muy fuerte que, a pesar de estar destrozada, ha podido levantarse. Sé que no lo has hecho completamente pero te aseguro que ya no estás en el piso, como a veces puedes llegar a pensar. 

Anda, sí, es una buena idea sacar todo con tu mejor amiga. Ella te entiende y sabe que necesitas sacar todo para sentirte mejor. Le cuentas de tu angustia y del dolor que aún sientes y para esas alturas ya no evitas llorar. Lo haces en abundancia, como ya tenías tiempo que no lo hacías. 
Sin embargo, minutos después, como ustedes se encontraban en la entrada de la escuela, el chico de la mañana y su mejor amiga notaron tus lágrimas. Esta última se siguió de largo mientras él susurró: “No me gusta ver a alguien triste, ¿Te puedo dar un abrazo?”. Tu negaste con la cabeza y, sin despedirte, te diste la vuelta y te echaste a correr al interior del edificio, buscando encontrar algún alivio en esa pequeña subida de adrenalina.

Momentos después, te empezaste a preguntar sobre tu reacción y te arrepentiste de ella. Ese chico sólo quería hacerte sentir mejor y tu, en cambio, le respondiste de forma grosera. Respiraste profundamente para entrar a tu última clase y te limpiaste las lágrimas. No era tiempo de lamentaciones sino de acciones que tuvieran repercusiones directas en tu futuro, como es el salir de la universidad. 

Ya en tu casa le pediste perdón a tu mejor amiga y ella dijo que no te juzga porque sabe todo lo que sientes. No obstante, te confesó que el chico de la mañana se sintió mal por tu reacción y que se arrepintió de haber preguntado eso ya que no pretendía que te fueras como lo hiciste.
Fue ahí cuando te prometiste a ti misma pedirle una disculpa. No, él no merecía recibir desprecio cuando lo único que quería era ayudar. 

Espero mañana puedas lograr acercarte.

Te ama,
Anne Kayve

Ir a Carta 15

Ir a Carta 17

2 comentarios en “Querida desconocida (Carta 16)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s