Querida desconocida (Carta 13)

Querida desconocida: 
Hoy el desayuno fue un momento agradable ¿no es así? Vi que lo comiste sin pensarlo dos veces. Fue muy satisfactorio ver tu sonrisa en tu rostro y escuchar tu canto mientras te preparabas para ir al trabajo, ¿Sabes lo que me impresionó más? Que las canciones que estabas susurrando fueron las mismas con las cuales algún día no dejabas de llorar y deprimirte, ¿ahora entiendes por qué pienso que todo depende de tu reacción ante los problemas y no ellos en sí?

En el trabajo noté que la compañera que se sienta enfrente de ti empezó a tener más ganas de conocerte ya que te empezó a bombardear con preguntas sobre ti y tu vida. Creo que también nota que ahora tu vibra es diferente. Incluso, el chico que te regalaba jugos lo está haciendo más seguido y tu, como recompensa, ya le has dado tu número de teléfono.

En la escuela ya saludas con más entusiasmo al chico de la mañana, aunque sea de lejos porque no deja de estar con su mejor amiga y ella parece enojarse cada que te acercas así que has preferido no hacerlo al menos que él tenga la iniciativa.

Por otro lado, ¡Hoy pudiste regresarte con el chico que te gusta! Cuando te despediste no dejabas de sonreír. No obstante, hoy supiste que no iba a pasar nada entre ustedes ya que no comparten la misma visión del amor además de que no se ve interesado en nada que tenga que ver con el amor y, la verdad, ya no estás dispuesta a esperar por nadie más pero eso no significa que no pueda ser un buen amigo.

Cuando llegaste a casa, te percataste que ya tenías un mensaje del chico del jugo, el cual decidiste contestar inmediatamente. Fue una plática breve (por la hora) pero agradable. A lo mejor puede ser el comienzo de una buena amistad o de algo más profundo. Sólo el tiempo nos dará esa respuesta.

Por otro lado, con felicidad te diste cuenta que el chico de la mañana te agregó a Facebook y le dio like a algunas de tus fotos y publicaciones. A lo mejor él también tiene ganas de acercarse.

El día, sin duda, fue bueno y diferente. Sin embargo, en la noche, cuando ya estabas en tu cama e intentabas dormir, un pensamiento angustiante empezó a embargarte: ya se va a cumplir un año de que terminaste con tu ex y tu sigues amándolo con la misma intensidad. Querida desconocida, déjalo ir, por él, por ti. Ambos merecen ser feliz aunque ya no compartan el mismo camino.

Te ama y está orgullosa de ti,

Anne Kayve

Ir a Carta 12

Ir a Carta 14

3 comentarios en “Querida desconocida (Carta 13)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s