La adicción de leerte

Tengo que confesar que en estos días se me ha vuelto una adicción leerte. Eso me hace sentir que estás aquí, a mi lado, susurrándome todas aquellas palabras que escribes para mi. Sé que no es lo adecuado y que ambos debemos dejarnos ir. No obstante, no puedo, por lo menos no ahora.

Una parte de mi me exige que siga en esta terrible (y fantástica) obsesión mientras la otra me reprocha el seguir abriendo cada día aquél viejo blog tuyo para ver si encuentro nuevas palabras que me den el aliento y la fuerza para seguir adelante.

Me da mucho miedo de que dejes de hacerlo pero, de la misma manera, me aterra el yo seguir al pendiente de todos tus movimientos literarios. No creo que esto sea sano para ninguno de los dos pero siento que es necesario para liberarnos, para poco a poco lograr inmortalizarnos en nuestros escritos y, así en un futuro (no muy lejano, espero), nos podamos dejar ir. Sin remordimientos, sin que aquellas palabras que quisimos decir se queden atoradas en nuestra garganta.

Mientras, haré caso a esa parte emocional que me exige estar al pendiente de ti. Solo por unos días más (o semanas), lo prometo. Después, dejaré que tu recuerdo se vaya borrando de mi memoria y se archive en aquella carpeta que tengo dedicada para mis amores perdidos.

Me odio por esa decisión pero sé que lo debo hacer, por ti, por mi, por nuestro amor y por nuestras numerosas aventuras.

A pesar de todos estos sentimientos contradictorios, tengo que confesarte que de entre todas las otras adicciones que hay, prefiero esta.

Anne Kayve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: