El día en que la Ciudad de México colapsó

Mi madre una vez me dijo que si alguna vez temblaba y la ciudad se volvía un caos, yo tenía que ir a buscar a mi hermana y juntas tendríamos que ver la forma de llegar a casa aunque no hubiera transporte. Ese día sus palabras me causaron risa, creí que estaba exagerando. Nunca imaginé que 5 años después de ellas, se cumplirían.

Ese día atroz, 19 de septiembre del 2017, me levanté tarde. Por lo tanto, iba corriendo a mi salón de clases. En cuanto entré, la cara de terror de mi amiga me hizo intuir que algo malo pasaba. Un gritó: “está temblando”, fue suficiente para que yo diera media vuelta y huyera. Es en esos momentos, en que realmente valoras la vida porque sabes que por algún movimiento falso puedes morir.

Lo único que recuerdo después fueron llantos, gritos y el tronido estremecedor del edificio. Afortunadamente, todos salimos ilesos. Sin embargo, la radio anunciaba que no todos los habitantes de la Ciudad de México lo habían hecho.

Las autoridades de la escuela anunciaron la cancelación de las clases y yo, recordando aquellas palabras de mi madre, corrí a la escuela de mi hermana. Tenía que encontrarla, tenía que saber si estaba bien. Sin embargo, iba tan concentrada en esa meta que pisé en falso un desnivel del piso y caí de rodillas. La herida ardía pero no tanto como dolería mi corazón si no la hallaba sana y salva.

El destino, momentos después, me la puso enfrente. Me vio, la vi. Corrimos hacia la otra y nos abrazamos asustadas. Las noticias ya avisaban que los transportes habían dejado de funcionar y las líneas telefónicas colapsaron por lo que no nos fue posible comunicarnos con nuestros padres.

Caminamos por más de dos horas y media. Viendo cosas esperanzadoras (como gente regalando agua a las personas que no tenían más remedio que caminar a su hogar) y cosas que nos destrozaban el alma (edificios caídos).

Tardamos cinco horas y media en llegar a nuestro hogar sólo para darnos cuenta que ese día jamás se nos borraría de la memoria pues fue el día en que la Ciudad de México colapsó ante nuestros ojos y nuestro corazón.

Anne Kayve

Un comentario en “El día en que la Ciudad de México colapsó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s