Atrévete, sal de esta derrota y sé feliz

¡Hey, pequeña!

¿Estás bien? ¿No te lastimaste?

Iba pasando y, por casualidad, vi como te resbalaste de esas escaleras.

¿Te dolió? ¿Puedes levantarte? ¿Quieres que te ayude?

Tranquila, no tienes que hacerlo de inmediato. Mejor deja que pase el dolor. Respira profundo e imagina que nada de esto ha pasado.

¡Hey, espera! Lo he pensado mejor. Creo que debemos esperar que un paramédico te revise.

No es por entrometerme pero.. vi que estabas corriendo viendo el celular ¿pasó algo con alguna persona que amas? Estoy consciente que a veces el dolor emocional puede lastimar más que lo físico.

¡Perdón! No quería incomodarte, sólo quería asegurarme de que estás bien y de que cuando se cure tu herida sangrante, serás feliz de nuevo.

¡Ah! ¡Es un chico! Apuesto que es el mejor de todos ¿no?

¿¡Qué!? ¿Por qué alguien así te diría esa clase de cosas? Sé que duele pequeña pero vale más lo que tu piensas de la situación que lo que él piense. Dime, ¿cuánto te valoras tú? ¿cuánto eres feliz contigo misma?

¡Eso! Así se habla. Nunca olvides estas palabras: no necesitas que alguien te diga lo que eres o lo que vales ya que ese valor te lo tienes que dar tu misma.

Nadie tiene que controlar tu vida y, mucho menos, tus emociones.

Atrévete y sal de esta derrota. Recuerda que perdiste una batalla, no la guerra entera.

¡Eso es! Agarra mi brazo e impúlsate

¿Ves? No fue tan difícil. No olvides que siempre habrá alguien que te ayude a salir del hoyo y hacerte sonreír de nuevo.

Gracias pequeña, por luchar y ganar.

Anne Kayve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s