El último suspiro de un corazón destrozado

Era unos de esos días oscuros… en los que se tiene la certeza de que todo va a acabar. En los que la esperanza se vuelve historia y el miedo se convierte en el único e irremediable enemigo del presente. Es cuando la mente se aferra a la irrealidad del terrible ayer, cuando se deja de vivir el ahora que se extiende ante cada una de las personas que existen en el mundo… era uno de esos momentos en que se logra olvidar quién eres.

Ella al percatarse que se encontraba encerrada en el laberinto de sus propios sentimientos, cerró los ojos y se dejó llevar por la angustia de su lastimado corazón. Una, dos, tres lagrimas cálidas brotaron de sus ojos. No se esforzó por limpiarlas, dejó que fluyeran pensando que tal vez así sus problemas se irían, que se limpiarían con esas gotas de dolor. Y desaparecerían de su vida para siempre…

¿Cuántas lágrimas se necesitaban derramar para aceptar la realidad…? ¿Cuántos golpes más aguantaría su roto corazón…? ¿Cuándo podría aceptar que su corazón estaba a punto de dar su último suspiro…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: